Alfonso Borragán (derecha) junto a Álvaro Sao (izquierda)

El pasado sábado 3 de abril se realizó una entrevista con el artista, docente e investigador alfonso borragán*, quien está en Bolivia realizando una pieza audiovisual sobre la litofagia o la ingesta de piedras.

Sobre este y otros temas conversamos con alfonso.

Prensa mARTadero: te pediríamos que realices una pequeña presentación tuya, por favor.

Alfonso Borragán: Soy artista interdisciplinar Cantabro, pero vivo en Londres donde doy clases en el Unversity College London. Mi trabajo se divide entre docencia y artística; para mi son espacios correlativos que comparten de un modo muy fuerte la investigación. Este proceso de investigación algo muy fuerte e importante en el trabajo; mi practica artistica se gesta en largos procesos de investigación muy relacionados al contexto. La docencia para mi es un laboratorio colectivo, un espacio que funciona para contextualizar e investigar desde lo colectivo.

¿Cuánto tiempo ya llevas en esto?

En el arte ya serán 12 o 13 años con práctica fuerte.

¿Eres artista visual?

Es difícil decir que es visual, no se si mi trabajo es visual, más bien diría que es interdisciplinar. La palabra arte es lo que más lo define. Mi trabajo es visual y puede no serlo; no es adecua a formatos si no a las necesidades del contexto, el formato es una estrategia, tiene que ver más con las acciones, con las personas. Creo que si mi práctica la tuviese que definir de algún modo sería como una mirada a los sistemas relacionales que se crean con la tierra.

¿Cuál es el motivo de tu visita a Bolivia? ¿Es la primera vez que vienes a Bolivia?

Si, es la primera vez que vengo a Bolivia. Llevo 6 años trabajando en un proyecto llamado litófagos que trata sobre la ingestión colectiva de piedras. Hace 6 años surgió una acción en Canadá con un grupo de personas en el Banff Centre. Éramos un grupo muy variado y acabamos comiéndonos un trozo de territorio del parque nacional que era propiedad privada por estar en el sótano de uno de los edificios; en realidad era como para reapropiarse de un espacio que había sido expropiado indirectamente por convertirlo parque nacional. Fue una cosa que se decidió colectivamente y que se convirtió en la primera acción de este proyecto que se llama Litófagos. Ahora después de 6 años sigo trabajando en este proyecto. Bolivia lleva en mi cabeza y mi corazón alrededor de 3 años, es un país donde la relación con lo lítico es muy fuerte, muy ancestral y está presente en muchísimos lugares y personas. Ritualmente o a nivel relacional la piedra es importantísima, pero además la ingestión de piedras es algo normal en la sociedad, se cocina con ella y se comen…textos antropológicos hablan de al menos 24 pero posiblemente hay muchos más; con muchos modos, de muchas variantes. Desde la P’asa que todo el mundo conocemos o las lejías pero después hay piedras mucho más complejas como azufre o el cobre.

Litofagos: ærolito. Barcelona 2014.

Quizá cuando la gente escucha piedra piensa en el objeto como tal, ¿tu buscas es la transformación?

Es verdad que para comer una piedra no es que puedas morderla. Un meteorito no puedes morderlo y comerlo, lo tienes que pulverizar y al final acaba siendo arena pero de cualquier modo eso es una piedra; no es una planta, no es un trozo de animal. De hecho una de las piedras que he venido a buscar a Bolivia son las bezoares que las llamáis llipta colla aquí y no sé si existe aún o si los textos que las nombran son reales. Son piedras que salen del estómago de los rumiantes y se comía en Europa en el siglo XVI y XVII; se dice que venían de Los Altos Andes (Bolivia y Ecuador). La consideraban muy valiosa, se pagaba 4 veces su peso en oro y se guardaban dentro de piezas de joyeria. Eran piedras mágicas, osea eran piedras paganas dentro del cristianismo.

El cristianismo las considera amuletos, piedras que te transforman. Se comían, se infusionaban se guardaban cerca del cuerpo. Los textos hablan que se encontraban como ofrende en los altares de Los Altos Andes. Yo encontré investigaciones que hablan de Kallawayas aplicando estas piedras y una de las cosas que vamos a hacer es subir a Charazani, a ver un pequeño grupo de Kallawayas. La investigación es una deriva, un seguir trazas que te llevan a otras para generar preguntas y mas preguntas. La idea no es nombrar o responder si no abrir las posibilidades de lo que somos a través de estas piedras mágicas y medicinales.

¿Cuál es el recorrido que harán?

Partimos a Charazani, hacemos un día en La Paz, después iremos a Sucre, Potosí y por ultimo Uyuni por su la relación con la sal. La idea es hacer un video ensayo, el martes llega un compañero mío, el filmmaker Alvaro Sau con el que vengo trabajando muchos años. Es una película que estamos codirigiendo entre los dos, un video ensayo o docu ficción que mezclará desde documental hasta mucha ficción con esta entidad que viene de mi practica que llamo los litófagos. La mirada que nos interesa en la ingesta de piedras es sus sistema relacional con la tierra, ¿qué significa comer tierra? ¿ es ingerir territorio? ¿qué significa comerte un lugar, incorporarlo en tu cuerpo? ¿cómo es tu cuerpo? ¿deviene en ese lugar o ese lugar deviene tu cuerpo? ¿dónde están tus límites? ¿dónde están los límites de la carne? ¿del lugar?¿de la piedra? ¿dónde están los límites de nuestra materia? Son cuestiones que creo llevan en el pensamiento humano milenios y que en los ultimos 300 años se han estructurado de un modo muy peligroso. No podemos olvidar que para la ciencia la ingesta de piedras es una enfermedad psicológica llamada Pica o geofagia. Este nombramiento ha estigmatizado de un modo muy fuerte estas prácticas.

¿Cuál es la diferencia con este trastorno que es pica?

La pica es el resultado de la construcción de un pensamiento científico, lo que hace es estructurar todas estas ingestas y categorizarlas como una enfermedad psicológica porque es algo que para este paradigma no alimenta al cuerpo. De hecho la ciencia niega que cualquiera de estas piedras comidas tengan una función dentro del cuerpo. Es una cuestión de paradigmas y de entender el mundo. Lo que es complejo es entender por que todos estos paradigmas con pueden convivir.

¿Lo verías como un perjuicio?

Más que un prejuicio es que no tiene utilidad científica. El pensamiento científico suele ser muy preciso y por lo tanto excluye muchas cosas. No es plural, no incorpora y menos si estos pensamientos son mágicos. Muchas veces me pregunto dónde está la biología y dónde está la creencia y ¿puede la creencia modificar la biología? ¿Puede nuestro cuerpo mutar a través de una creencia? Esto es algo que la ciencia ni siquiera se plantea; la antropología o las ciencias sociales quizá, pero la pica es una enfermedad psicológica para la ciencia y esta se conforma con una relación muy directa con las colonias. La construcción de la ciencia nace en el siglo XVI y XVII que es el momento de las grandes colonias, de algún modo ocurre gracias al nuevo mundo, las Américas. Es paradójico y complejo porque hoy tenemos teléfonos o viajamos en coche gracias a eso; pero a la vez dejamos muchas cosas de nosotros mismos en el camino que curiosamente en Bolivia aún son muy patentes. La relación con estas piedras o con estas ingestas son tremendamente fuertes, originales y significativas y eso es algo que me interesa mucho.

Mencionas que este sometimiento viene de la colonia ¿Por qué consideras que se ha mantenido en algunas regiones de Bolivia?

Eso no lo sé, es una pregunta difícil para un extranjero. Es verdad que Bolivia ha guardado muchísimo. Yo creo que la pregunta es ¿Cómo Bolivia ha sido capaz de guardar lo precolombino?, yo no tengo esos datos, los tendréis vosotros y sois vosotros los que debéis responder esto si os interesa. Por qué tenéis tantas tradiciones que la colonia no logró ahogar, a pesar de que hay muchísimo cristianismo o se habla castellano; mantenéis todavía la lengua, obviamente estos son sometimientos como bien dices. Yo creo que la ciencia no se crea a través del sometimiento pero se crea a través de la riqueza extraída y también de la mezcla de dos mundos. La revolución farmacológica es gracias a Latinoamérica porque es donde se encontró la variedad de plantas que construyen la riqueza de la farmacológica que hoy forma la ciencia moderna, de algún modo los Kallawayas ya sabían mucho de esto. Los Kallawayas tenían la farmacopea más grande después de la China antes de que los colonos llegasen. ¿Cómo es que hay tanta sabiduría y cómo la habéis conservado? Lo mas fascinante para mi es que es una sabiduría relacional.

¿Hay registros en otros lugares de litófagos, además de latinoamerica?

Muchísimo. La litofagia es universal. Es algo que ocurre y es innegable, como niños ¿quién no se ha llevado la mano con tierra a la boca? Yo no he encontrado datos psicológicos que sean capaces de dar al menos una narración fuera del tabú de Freud o de Mary Douglas. Fuera de todo esto, creo que hay un sistema mucho más complejo que quizá no estamos entendiendo. En África es muy activa la ingestión de piedras y tierras o en el caribe por toda la diáspora africana. La fase anterior del proyecto estaba relacionada a la ingestión de arcilla. En Haití comen arcilla con frecuencia generalmente en forma de galletas que llaman Bonbon Terre, luego encuentras que en  llaman Ghana lo llaman Ayilo y que en Europa aun se ingieren ciertos tipos de bentonitas todavía para limpiar y purificar el estomago. Los romanos comían cerámica para pulgar sus venenos. Lo increíble es que la realeza española, portuguesa y francesa comían cerámica cocida en el siglo XVI y XVII. A la vez que las bezoares, estas cerámicas estaban cocidas, las comían como anticonceptivos y para blanquear la piel. Las traían de Tonalá en México ¡las trazas son realmente fascinantes!. En el cuadro de Las Meninas, la infanta Margarita tiene un búcaro de indias en la mano. Las mujeres comían estos búcaros para no quedarse embarazadas porque posiblemente, por envenenamiento, paraban la menstruación. La infanta tenía una menstruación precoz y parece ser que comía búcaros para pararla. Las trazas son super interesantes porque son casi biopolíticas basadas en creencias.

Endolitos. Colección de minerales corporales. Cálculo renal, cálculo urinario, nefrolita, cálculo uretral renal y gastrolito. 2014-2017

¿Por qué relacionar la comida con el mundo del arte?

No es la comida lo que a mi me interesa sino la ingesta; el incorporar dentro del cuerpo. La comida es como el modo más sencillo y más natural que tenemos de incorporar sustancias o cosas dentro del cuerpo. Utilizar la boca como una puerta de acceso, el estómago como un proceso digestivo son vías para incorporar otras materias dentro de nuestra propia materia.

¿Qué relación podrías poner entre el proceso de la ingesta con el regreso a la naturaleza?

No sé si es regresar o transformarse. Yo no creo que es una vuelta o una mirada atrás, siento que es una mirada hacia el futuro. Para mi tiene mucho más que ver con la transformación cyberpunk y la idea del devenir cyborg o devenir otro. La naturaleza está allí siempre y es más grande que nosotros pero ¿qué somos nosotros? ¿qué podemos ser? ¿podemos ser roca? ¿podemos ver ultravioletas? ¿podemos sentir ultrasonidos?

¿Podrías darnos tu definición sobre qué es lo contemporáneo?

Bueno lo contemporáneo es lo actual, lo que está pasando en este momento, es una pregunta muy compleja, casi irresponsible. ¿Qué es el arte contemporáneo? La definición de arte cambia por cada artista y esa es la riqueza del arte. La ciencia tiene una estructura que intenta que todos lleguen a un mismo fin. En el arte, la idea no es llegar a un fin, lo que nos interesa son los individuos, la individualidad y la potencia que cada uno tiene. A pesar de que yo creo muchísimo en el trabajo colectivo, creo que se construye a través de esas individualidades. En la cultura, la riqueza es la pluralidad, cuando la ciencia tiende mucho a homogeneizar. Y ¿qué es lo contemporáneo? Es lo de hoy, cuales son las preocupaciones del hoy, que está ocurriendo. A mi no me interesa el arte de alguien aislado en su estudio, trabajando bajo puerta cerrada. A mi me interesa la relación con el contexto, con el mundo. Me interesa el arte que ocurre en la calle principalmente, esto es lo que llama Muntadas: los artistas post-estudio, en los 70’s ellos salieron a trabajar en la calle, no en sus estudios. Los estudios eran lugares mínimos para la reflexión, pero la creación ocurría en la calle y con la gente, con la ciudad, con los pueblos, con el contexto.

¿Hasta cuando te  quedas en Bolivia?

Hasta el 6 de mayo, son 6 semanas el viaje total.

Este viaje es parte de la investigación que vienes teniendo, ¿en qué etapa del proyecto estas?

Eso no lo sé. Ahora estoy construyendo la introducción después de 6 años de proyecto, imaginate! Yo creo que esta película va a ser la introducción al proyecto. Gracias a Alvaro Sau estamos siendo capaces de construir una pieza cinematográfica que con suerte va a contener mucho del pensamiento de 6 años y alguna manifestaciones del contexto. ¿Cuántas fases más va a haber? No lo sé. Hoy siento que necesito que cambiar un poco de proyecto y dejar las piedras un poco de lado, pero va a ser difícil porque es un tema tan contemporáneo. Ahora mismo tienen tanta importancia las discusiones que este proyecto está generando que es difícil que yo pueda dejarlo a un lado como quizá me gustaría. Necesito más de cuerpo y de carne, cosas que no duran millones de años, sino que duran una vida humana. Me gustaría trabajar con loros, estar con animales una temporada.

¿Qué tan cierto es la litofagia a nivel animal?

Es totalmente cierto y esa es la cuestión ¿Por qué los animales pueden hacer eso y no los humanos?  Los animales comen tierra y piedra por dos razones: uno por llenarse de ciertos minerales para sumar a su alimentación, pero por otra parte ingieren piedras que se llaman gastrolitos, estos son piedras que se dejan en el estómago para ayudar a la digestión. Las gallinas las tienen en la molleja, un estómago en el que guardan piedras para moler el grano. Muchas aves tienen gastrolitos, los dinosaurios tenían gastrolitos, es decir comían  piedras para moler todas las cosas que comían.

Te agradezco mucho y te deseo mucho éxito en tu expedición

Gracias por todo y por atenerme aquí.

*El nombre del artista está con minúscula por petición del propio